Los libros de Bioy y Silvina Ocampo llegan a la Biblioteca Nacional

Son 17 mil volúmenes que hoy están en un depósito. La compra la hará un grupo de donantes, que pagarán USD 400 mil por el tesoro. También hay libros de Borges. El anuncio lo hizo el director, Alberto Manguel.



La letra de Bioy, en un manuscrito de un texto para una reedición de La invención de Morel. Foto: Infobae

INFOBAE, 17 de febrero de 2017 - Hace unas horas, en un despacho de la Biblioteca Nacional se firmó una carta de intenciones. Esta frase, que suena árida y tan alejada del arte y la cultura, sin embargo encierra una de las mejores noticias posibles para el mundo del libro. Si el trámite entre vendedores y compradores sigue su curso, en muy poco tiempo la Biblioteca recibirá de manos de un grupo de personas, fundaciones y empresas en concepto de donación la biblioteca personal de dos enormes escritores, Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo. Dos que en la realidad de los libros fueron tres: en esa biblioteca que pobló por décadas las paredes del departamento de la calle Posadas también había ejemplares de Jorge Luis Borges, quien solía dejar sus libros una vez leídos en la casa de los amigos y para quien esos estantes eran como propios. Son 17 mil ejemplares que al día de hoy están guardados en más de 300 cajas en un depósito. Un tesoro tan enorme que emociona.


"Es la biblioteca privada más importante de la Argentina que aún queda fuera de colecciones públicas", explicó entusiasmado Alberto Manguel, director de la Biblioteca, quien contó además que Bioy Casares dijo antes de morir que su deseo era que su biblioteca -en la que además es posible encontrar libros que fueron de sus padres y también otros que pertenecieron a las hermanas de Silvina Ocampo- pasara a manos de la Biblioteca Nacional. La cifra total que deberán desembolsar los donantes -entre quienes están el Banco de Galicia y la Fundación Bunge & Born- es de 400 mil dólares: no parece tan alta si se tiene en consideración la calidad de los materiales. "Se trata del primer paso de reintegro de un tesoro nacional a la Nación. Tenemos que detener la fuga de estos tesoros al exterior, es una obligación moral y ya no sólo por nosotros sino por los lectores por venir", resaltó Manguel, quien explicó ante un grupo de periodistas que como el organismo no cuenta con los fondos para adquirir este tipo de materiales, es necesario "contar con la generosidad de aquellos que quieran invertir".


Laura Rosatto y Germán Álvarez serán los encargados de liderar el equipo especial que trabajará en la tarea de clasificación y catalogación en lo que será una gran experiencia para mostrar y formar a bibliotecarios jóvenes, dijo el director. "Llegué hace nueve meses y a esta altura puedo decir que en este lugar trabajan algunas de las personas más capacitadas del mundo", dijo Manguel, quien estuvo acompañado por la subdirectora Elsa Barber. Las más de treinta cajas que, si todo sigue su camino normal, estarán pronto en el edificio de la calle Agüero fueron analizadas por el anticuario Alberto Casares, quien clasificó los materiales en 28 lotes. Es en el lote 26 donde se encuentran las piedras preciosas de todo librero anticuario y son esos objetos los que las autoridades aspiran a mostrar lo antes posible, tal vez este mismo año. Ya hay bibliotecas extranjeras, entre ellas la Biblioteca Pública de Nueva York, interesadas en montar muestras conjuntas con este tesoro.


#bioy #bibliotecanacional


0 vistas

Entradas recientes

RECIBÍ NUESTRAS NOVEDADES

SEGUINOS

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • RSS - Gris Círculo

Somos una organización sin fines de lucro fundada en 1963, con sede en Buenos Aires, Argentina. Promovemos el conocimiento y la innovación en beneficio de nuestra sociedad.

Tel. +54 (11) 4318-6600

25 de Mayo 501 6º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

ARGENTINA

©2020 Fundación Bunge y Born / Política de privacidad