top of page
top

La Fundación Bunge y Born presentó el Índice de Confianza y Acceso a las Vacunas 2022



  • La confianza de la población en las vacunas presenta una tendencia a la baja a partir de 2020, es decir, no se recuperaron los valores de 2019 hasta el momento.

  • El nivel de confianza en 2022 es de 85.9 puntos. Aumentó un 0.5% respecto de 2021, cuando el índice fue de 85,5 puntos, pero representa un 8.3% menos que en 2019, cuando fue de 93,7 puntos.

  • Este año, el índice de acceso se conformó en torno a quienes cuidan a menores, y el resultado fue de 66.9 puntos.

  • Además, se incorporaron preguntas sobre el rol de los profesionales de la salud en torno a la vacunación.

  • El estudio —realizado en diciembre de 2022, sobre 7.299 casos— abarca todas las regiones del país y a los distintos grupos etarios, con distinción por género y según los diferentes niveles educativos alcanzados.

  • Accedé al informe completo haciendo click aquí.


La Fundación Bunge y Born presentó hoy los resultados del Índice de Confianza y Acceso a las Vacunas 2022. Es el cuarto año que realiza este estudio interanual —el primero fue de 2019— que permite analizar cómo varía el nivel de confianza de la población respecto a la importancia, seguridad y eficacia de las vacunas en general, y la eventual presencia de barreras en el acceso a las vacunas.


El objetivo del trabajo es generar conocimiento que posibilite mejoras en el diseño de programas y estrategias de inmunización, y orientar de manera más eficiente recursos humanos y financieros en el marco de las políticas de salud pública.


El Director Ejecutivo de la Fundación Bunge y Born, Gerardo della Paolera, aseguró: "Es imperioso que sigamos hablando de la importancia de las vacunas, en las distintas edades y etapas de la vida. Por eso, a través del ICAV, trabajamos para determinar la confianza de las personas y, al mismo tiempo, para visualizar cómo es el acceso a ellas en las distintas regiones. Utilizamos evidencia empírica y una metodología científica probada internacionalmente. Los datos que arroja el ICAV se vuelven fundamentales para la planificación de estrategias de inmunización en salud pública."


Aclaración: cada índice es un valor, no es un porcentaje. Sí se puede establecer un porcentaje de variación entre los índices de los diferentes años.


Índice de confianza


El índice de confianza (IC) de la población en las vacunas 2022 es de 85,9 puntos. Esto implica un aumento del 0.5% en la confianza en relación a la medición de 2021 (IC 85.5), pero está por debajo en un 8,3% al índice de 2019 (IC 93,7). Es decir, si bien es un índice alto, no alcanzó aún los valores previos a la pandemia.


El índice de confianza está formado por tres componentes: la efectividad, su importancia para los niños y si son seguras. Este año los resultados son: un 88% de las personas piensa que las vacunas son efectivas e importantes para los niños, lo que representa una leve baja respecto al año pasado; y un 90.4% cree que son seguras. En este último componente se detecta un leve aumento respecto a los dos últimos años, aunque sin alcanzar las cifras de 2019 (95,9%).



Las tendencias en el nivel de confianza de acuerdo a la edad son disímiles. Quienes están entre los 21 y los 30 años aumentaron su confianza en un 3,59% (3 puntos), quienes están entre los 31 y 40 lo hicieron en 5,98% (4,9 puntos), mientras que el grupo entre 41 y 50 se mantiene estable (87,7 puntos).


Los grupos etarios en los que bajó la confianza son los mayores de 65, que pasaron de 91,2 puntos a 83,9, (-8%). Y también lo hicieron quienes tienen entre 15 y 20 años, en los que se presenta una tendencia a la baja constante desde 2019. Quienes integran esta franja, a futuro, son quienes podrán tener menores o adultos a cargo, y tomarán decisiones relacionadas a su vacunación.



Índice de acceso


Con el objetivo de mejorar la medición de este aspecto en Argentina, este año fue incorporado un nuevo tipo de sondeo, que se realiza por primera vez en nuestro país y cuyos indicadores fueron propuestos por el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico (SAGE) perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Además, se incorporaron preguntas específicas para detectar problemas de acceso en cuidadores (es decir, aquellas personas que brindan cuidados a menores de 14 años). Por todo esto, no es posible realizar una comparación con el índice de años anteriores.


El índice de acceso en 2022 es de 66.9 puntos para quienes cuidan de menores.

Las mujeres tienen más acceso a la vacunación, lo cual es importante ya que existe evidencia que demuestra que son ellas quienes están más involucradas en las tareas de cuidado de los menores.



En tanto, las regiones del país con mayor acceso a las vacunas en 2022 fueron: Cuyo (73.1); Patagonia (72.3) y región Centro (70.2). Y las regiones con menos acceso fueron GBA (62); NEA (63.5); CABA (64.8) y NOA (67.3).



Sobre el rol de los profesionales de la salud en cuanto a la vacunación


Uno de cada seis cuidadores afirma que alguna vez un profesional de la salud le recomendó no vacunar a su menor a cargo. A partir de esta afirmación, se detectó una “asociación” entre aquellos que recibieron la recomendación de “no vacunar” y niveles más bajos de confianza y acceso.



Relevamiento y equipo de trabajo


El estudio se realizó mediante un cuestionario estructurado con sistema IVR a celulares; con un diseño muestral aleatorio, estratificado por provincia y región. Cuenta con estimadores de calibración, en función de datos paramétricos del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010, balanceando sexo, edad, cantidad de integrantes del hogar, nivel educativo y provincia. La estimación de los intervalos de confianza se realizó mediante métodos de Montecarlo.


La medición de la confianza está basada en el modelo del Vaccine Confidence IndexTM (https://www.vaccineconfidence.org/*), desarrollado por un equipo interdisciplinario de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM, por las siglas de su nombre en idioma inglés: London School of Hygiene & Tropical Medicine), y agrega medidas según algunas variables sociodemográficas.


El equipo de trabajo de la Fundación Bunge y Born está integrado por la directora de Proyectos de Educación, Salud, Sustentabilidad e Innovación Social, Alejandra Candia; el coordinador de Proyectos, Julio Ichazo; la gerenta de Proyectos, Brenda Walter; y la analista de Proyectos, Dana Gutman.


Participan en este proyecto como fellows asociados: el doctor en Economía, Guillermo Bozzoli; el magíster en Estadística matemática, Tomás Olego; el diseñador gráfico y especialista en visualización de datos y diseño de interfaces, Andrés Snitcofsky y el médico clínico, especialista en Medicina Interna y Geriatría e investigador y docente, Jorge Insúa.

263 visualizaciones
bottom of page