El argentino Gabriel Rabinovich, miembro de la Academia de Ciencias de EE.UU.

Sus investigaciones en la lucha contra el cáncer le valieron este nombramiento de altísimo prestigio.


"Cuando comencé hace más de 20 años nunca pensé ni siquiera mínimamente en esta posibilidad", dijo Rabinovich a Clarín. Foto: Néstor García / Clarín

CLARIN, 30 de abril de 2017 - En una ceremonia de gala, anoche, el científico argentino Gabriel Rabinovich comenzaba a formar parte de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, un gran reconocimiento por parte de esta entidad creada en 1863 por Abraham Lincoln y que reúne a los investigadores más destacados y creativos del mundo.

Rabinovich tiene 47 años. Es bioquímico graduado en la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba en 1993, donde también hizo su doctorado en el área de inmunología del Departamento de Bioquímica Clínica. Es profesor de la UBA e investigador principal del CONICET, donde trabajó especialmente en el estudio de enfermedades autoinmunes y del cáncer. También es honoris causa por la UNC, jefe del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME) de Buenos Aires, y director del Laboratorio de Glicómica Funcional del Departamento de Química Biológica de la Universidad de Buenos Aires.


“Las emociones son muy intensas, me siento muy feliz y sumamente honrado. Cuando comencé hace más de 20 años nunca pensé ni siquiera mínimamente en esta posibilidad. Siento que es un reconocimiento a un trabajo de equipo de muchos años desde el año 1992 cuando comencé mi carrera de investigador con el equipo de Inmunología de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba con la purificación de una proteína cuya función era desconocida, hasta la actualidad con mi equipo del Instituto de Biología y Medicina Experimental del CONICET y la UBA habiendo descubierto que esta proteína cumple un papel fundamental en la regulación de la respuesta inflamatoria y en el crecimiento de tumores. Siento que es una valoración a un trabajo completamente llevado a cabo en nuestro país, con todo lo que esto significa, mucho sacrifico. Siento mucho agradecimiento con mis mentores, mis colaboradores, mi equipo de investigación el instituto en el cual trabajo IBYME, el CONICET, el Ministerio de Ciencia y Técnica y la Fundación Sales (representada aquí en Washington por Jorge Ferioli, Silvia Ostry y Arturo Prins), Fundación Bunge y Born y todas las familias y fundaciones que nos han apoyado durante estos años. Un trabajo que comenzó con un hallazgo inesperado de inmunología básica y actualmente está adquiriendo un gran potencial de transferencia....Deseo que mi incorporación a esta prestigiosa academia ayude a nuestro querido país. Agradezco a toda la gente querida que ha venido a acompañarme desde tan lejos”, dijo Rabinovich a Clarín.

El científico del CONICET descubrió una proteína que está asociada a enfermedades como el cáncer, esclerosis múltiple y artritis reumatoidea. Logró descifrar los mecanismos por los que las células tumorales adquieren resistencia frente a los tratamientos convencionales. Identificó y caracterizó una proteína, la galectina, que cumple un rol clave en el escape tumoral y en la regulación del sistema inmune. Sus trabajos pueden permitir, a mediano plazo, el desarrollo de terapias dirigidas contra el cáncer, que presenten una mayor eficacia y menores efectos secundarios que los fármacos actuales.


#premio

6 vistas

Entradas recientes

RECIBÍ NUESTRAS NOVEDADES

SEGUINOS

  • Twitter
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • RSS - Gris Círculo