SPARK, un evento sobre creatividad y tecnología al servicio de la educación

Spark es un evento que combina arte, ciencia y tecnología: tienen una propuesta multidisciplinaria con el propósito de construir una nueva realidad educativa. Su idea principal es, a través de la creatividad, intercambiar ideas para la resolución de los problemas educativos en la nueva era tecnológica.



Foto: Luciano Carugo / iSEC

iSEC POST, 9 de noviembre de 2018 - Varios oradores se presentan en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires para exponer sus ideas para entender y transformar la realidad del nuevo milenio. Organizado por las fundaciones Bunge y Born y Perez Companc, en Spark todo es blanco y negro, como un producto científico, y de repente sorprenden luces y explosiones digitales en naranja, una combustión generada por ideas frescas y creativas.


“¿Qué es la creatividad?”, abre el juego Andrés Rieznik. Se presenta como el matemago; es físico, mago y divulgador. En Spark todo está mezclado y todas las disciplinas tienen bordes difusos, se pueden entrometer entre ellas, coexistir, transformarse. Comienza desafiándonos, con una sonrisa burlona, a que hagamos movimientos que parecieran imposibles con nuestras manos. El matemago ya sabe que no podremos realizarlo, y tendremos que recurrir a él para obtener la respuesta; lo ha hecho mil veces. A través del engaño, el desconcierto, la sorpresa, Andrés busca que los chicos se acerquen a la matemática por el asombro. Luego, pide al público que le pidan multiplicar números de 2 y 3 cifras para resolverlo al instante. Queridos docentes, les dice, podrán acercarse después a pedirme el secreto. Un valiente lo retruca: “999 x 999”, pero Andrés entre risas le dice que parece un niño, que siempre le piden esa cuenta y se la sabe de memoria: es 998001.


Tres señoras a mi lado ríen y aplauden. El Matemago pudo adivinar varios números del público utilizando el criterio de divisibilidad del 9. Esta nueva forma de ver la matemática parece haberlas convencido. Sin embargo, Andrés se retira y ellas cuchichean y dicen que no dan más, que están cansadísimas. Me dicen que se despertaron a las 5 am para venir desde Bandera, Santiago del Estero. Fueron seleccionadas para asistir al evento a través del programa Sembrador, especializado en educación básica en contextos rurales, y que además les ofrecen hacer cursos. Las tres son docentes de primaria en una escuela de la localidad santiagueña, y les pagaron todos los gastos para venir. En Spark todos son docentes, y algunos enseñan en comunidades rurales.


“La creatividad es lo que nos hace humanos… por ahora”. Ramiro Fernández viene a hablar de bots, y de como siempre hubo cambios tecnológicos, y las diferentes industrias fueron mutando para sobrevivir. Ramiro se especializa en comunicación digital, innovación y storytelling, y afirma que, si bien hoy muchos piensan que la irrupción digital nos volverá más tontos, así se pensaba antes de la escritura. Y apuesta por más: refuta que el Kindle matará a las editoriales y a los lectores mostrando una frase que decía que la imprenta también lo haría, dejando sin trabajos a los monjes escribas. Dice que no debemos temer a los cambios tecnológicos, sino tenerlos a nuestro servicio, y adaptarse a ellos. Para enfatizar su punto, expone un ejemplo de Google Duplex, un servicio de inteligencia artificial que podría hacer reservas en restaurantes imitando la voz humana y teniendo una conversación natural. Muchos podrían pensar en un escenario apocalíptico al estilo de Yo, Robot, pero él dice que estos software nunca podrán empatizar como los humanos.


Ramiro compara dos tapas de una misma revista muy lejanas en el tiempo: 1956 y 2017. En ambas, un robot está dándole limosna a un astronauta. Así, remarca que siempre hemos temido a que la tecnología que creamos nos supere. En Spark siempre se habla de futuro, y todo futuro es futurista. Dice que el ser humano es irreemplazable, porque es vulnerable, observa, tiene emociones, crea ideas, y está presente… dando clases, aclara recordando que el eje de este evento es la educación.


La creatividad es la habilidad que tenemos los humanos de hacer cosas que nos sorprenden a nosotros mismos”. Antonio Vázquez Brust viene a aclarar todas las dudas que tenemos sobre la Big Data. Dice que es información de gran volumen, variedad y velocidad. Luego de la fiebre del oro, y la codicia por el petróleo, la Big Data es la nueva fuente de riqueza, mientas tenga valor y veracidad. También coquetea con el marxismo y una posible lucha de clases virtual: la nueva disputa podría ser entre a quienes se les extrae la información y quienes lucran con ella. En Spark siempre hay que estar prevenido.


“La creatividad es la habilidad para explorar terrenos inexplorados”. Pablo Amster viene a juntar la matemática con la música. Al principio se entusiasma mucho con cuentas, fracciones, fraccionar cuerdas, notas, fraccionar notas para crear otras, que una misma nota puede ser una fracción de otra. El público tambalea entre anonadado y sorprendido. Las santiagueñas a mi lado dicen que quizás haya que entender algo de música para comprenderlo, y yo les digo que quizás, bastante. Sin embargo, el púbico se engancha y se funde en aplausos cuando comienza a tocar ritmos y pasar música. En Spark, el terreno científico siempre apela al emocional.


“La creatividad es el proceso de construcción de una idea”. Para concentrar el resto de las charlas se arma un debate para derribar el mito de Eureka. Dicen, que una buena idea no puede ser instantánea, y que lleva tiempo elaborarla. Exponen que a Darwin le tomó 5 años viajando en barco, y 28 de reflexión, para poder elaborar El origen de las especies. Dicen que la creatividad es un proceso, no una ocurrencia. Y que la creatividad es fruto de un esfuerzo, y es importante para los docentes. Y que para definir mal la creatividad, no hay que ser muy creativo. En Spark todo es creatividad, y toda creatividad lleva tiempo. Y a la creatividad, ninguna definición le hace justicia, sentencia una oradora.



Por Luciano Carugo, Estudiante de Periodismo, iSEC.



#spark #sembrador #fpc

Entradas recientes

RECIBÍ NUESTRAS NOVEDADES

SEGUINOS

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • RSS - Gris Círculo

Somos una organización sin fines de lucro fundada en 1963, con sede en Buenos Aires, Argentina. Promovemos el conocimiento y la innovación en beneficio de nuestra sociedad.

Tel. +54 (11) 4318-6600

25 de Mayo 501 6º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

ARGENTINA

©2020 Fundación Bunge y Born / Política de privacidad