Analía Berruezo: "En algunos aspectos, Sembrador se está convirtiendo en política pública"

Al cierre de las actividades 2016 que realizamos junto a la Fundación Perez Companc en Salta, entrevistamos a la Prof. Analía Berruezo, Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la provincia.



Analía Berruezo, Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la provincia de Salta.


¿Cómo nació la relación entre el Programa Sembrador y la provincia de Salta?


Me relacioné con el Programa Sembrador mucho antes de asumir como Ministro de Educación de la provincia. Es un programa que empecé a capitalizar desde la Secretaría de Gestión Educativa, llevando adelante acciones puntuales con supervisores y equipos de conducción de las escuelas para el desarrollo de estrategias de trabajo en la ruralidad y competencias en gestión directiva, lo cual es nuestro gran desafío ya que, en la provincia de Salta, el 60% de las escuelas son rurales. Ahora busco potenciarlo desde el Ministerio porque me parece sumamente importante unir la experiencia de estas organizaciones de la sociedad civil con las políticas públicas de la provincia.



¿Cómo se desarrolló el proceso de transferencia de contenidos desde Sembrador a las políticas públicas?


Cuando el Programa Sembrador nos propuso desarrollar una capacitación en nivel inicial, nos interesamos muchísimo porque es uno de los niveles que tiene mayor amplitud en este momento. La provincia de Salta tenía una cobertura en sala de 4 de 24% hace 8 años, y hoy tenemos el objetivo de llegar a un 100% de cobertura en 2019, es decir que todos los niños en edad de cursar el nivel inicial estén efectivamente escolarizados. Eso genera mucha expectativa, no solo en las escuelas de nivel inicial sino también en las de nivel primario.


Conforme empezamos a avanzar con el proyecto, decidimos plantear la incorporación de acciones y contenidos que se desarrollaron con Sembrador como necesidad del Estado. Para ello, formamos un equipo de trabajo con supervisores y directivos de escuelas tanto del interior como de la capital provincial, y juntos diseñamos un plan de capacitación para toda la provincia, en el que replicamos acciones de Sembrador. Esto nos permitió implementar un concurso de cargos para más de 1.000 docentes, en todos los niveles y modalidades del sistema, y capacitar a los equipos de las 1.400 escuelas de la provincia. Así, en 10 años quizás, junto a esos equipos formados en una nueva visión de la gestión y de lo rural, Salta podrá alcanzar mejores resultados en su gestión, y por ende en cada una de sus aulas.


De esta forma, escalamos al nivel primario las estrategias de gestión del Nivel Inicial propuestas por Sembrador. En el futuro, nos gustaría seguir aplicando los contenidos del programa de manera transversal, universalizarlos trabajando con otros niveles obligatorios y no obligatorios, y específicamente a nivel de educación superior con los Profesorados de Nivel Inicial, porque es allí donde estamos formando a los docentes que muy pronto conformarán los equipos de enseñanza en las escuelas de toda la provincia.



¿Cuál es su balance sobre esta colaboración entre Sembrador y la provincia de Salta?


A través de esta colaboración, Sembrador tuvo trascendencia y delineó una trayectoria distinta para nuestros equipos de gestión. De hecho, una vez finalizado el ciclo de capacitación, hicimos un monitoreo para ver si dentro de cada escuela había cambios. Y la verdad es que se notó mucho la mejora en el trabajo en equipo, y, por supuesto, en la incorporación de nuevas competencias, que es precisamente lo que propone Sembrador.


Nosotros, en la provincia de Salta, estamos convencidos de que el trabajo conjunto mejora la situación social. Y ese trabajo conjunto no solamente se realiza entre organismos del Estado, sino también con fundaciones que nos acompañan y ayudan a mirar temáticas y realidades educativas que a veces, dada la magnitud del trabajo, no se ven desde el Estado.


El trabajo en equipo —que se debe no solamente la provincia de Salta sino toda la Argentina—, promueve miradas distintas. Se interrelacionan los enfoques y necesidades del Estado con los de la sociedad civil, y a partir de allí se enriquece profundamente la tarea.


"Me parece muy importante dejar de lado el prejuicio de creer que una institución no estatal no puede marcar una diferencia a gran escala, al nivel de la masividad de un sistema educativo provincial. Prueba de ello es que estamos aplicando acciones y contenidos del Programa Sembrador en la capacitación que desarrollamos para toda la provincia así que para nosotros, en algunos aspectos, Sembrador ya se está convirtiendo en política pública", señaló Berruezo al cerrar la entrevista.

#sembrador #salta


0 vistas

Entradas recientes

RECIBÍ NUESTRAS NOVEDADES

SEGUINOS

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • RSS - Gris Círculo

Somos una organización sin fines de lucro fundada en 1963, con sede en Buenos Aires, Argentina. Promovemos el conocimiento y la innovación en beneficio de nuestra sociedad.

Tel. +54 (11) 4318-6600

25 de Mayo 501 6º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

ARGENTINA

©2020 Fundación Bunge y Born / Política de privacidad